Cómo Convencer a Alguien en 47 Segundos

hombre señalando con mano

¿En 47 segundos Néstor estás seguro?

Cómo CONVENCER a ALGUIEN en 47 SEGUNDOS 😲🤯

Tienes razón, me has pillado, lo confieso. Hoy vas a aprender a cómo convencer a cualquier persona antes de los 47 segundos.

Índice:

  1. Imita su lenguaje corporal
  2. Entiende cómo es la persona que quieres convencer
  3. Muéstrale lo que conseguirá si te hace caso
  4. Mantén un lenguaje corporal de alto valor
  5. Añade un por qué
  6. Usa la prueba social
  7. Usa la técnica de la etiqueta

Y estate atento porque no hay ningún vídeo/post así por la red. Mientras los demás te venden humo aquí encontrarás técnicas y trucos científicamente comprobados y su explicación psicológica.

Seguro que te ha pasado que quieres convencer a tus amigos para ir a una fiesta, a tus padres para comprarte algo que quieres o convencer a un cliente de que te compre a ti y no a la competencia.

¿Te suena familiar alguno de estos escenarios? Entonces este es tu post.

Bienvenido compañero a quiero mejorar la comunidad en la que llevarás tu impacto social al siguiente nivel.

Hoy estamos en la serie de Aumenta x10 Tu Influencia y que mejor manera de persuadir e influenciar a alguien que con los 7 trucos que vas a aprender hoy.

Y si te quedas hasta el final del post, como siempre hacemos aquí, tendrás sorpresa y te voy a comentar la técnica número 1 que hará que cualquier persona, atento, cualquier persona da igual quien sea, se comporte como tú quieras sin ni siquiera darse cuenta.

¿Suena bien? Pues abre bien los ojos y la mente porque lo que vas a aprender hoy va a cambiar tus relaciones con las personas para siempre.

Truco número 1: Imita su lenguaje corporal

Seguro que has escuchado que el lenguaje verbal es un 20% y el no verbal el 80 restante. No son esos datos exactos, pero bueno, un poquito de ley de Pareto nunca viene mal.

Lo que sí que sabemos de seguro es que el lenguaje corporal es más importante que las palabras a la hora de persuadir y por eso comenzamos con el truco más sencillo y a la vez más poderoso de la lista.

Este truco consiste en copiar de manera natural ciertos gestos y posturas de la otra persona. Y no es algo que me haya inventado yo, ojo, esto es gracias a nuestras ya nombradas amigas neuronas espejo que hacen que sintamos más empatía y cercanía con las personas que creemos que conectamos más.

Cuando digo que es sencillo de aplicar es porque si se cruza de la pierna derecha deberías hacer lo mismo, si se cruza de brazos pues igual y si te besa bésala también, si te gusta claro.

Pero ojo ojito, porque tampoco quieres parecer un psicópata o un raro. Así que asegúrate de que cuando imitas estos gestos lo haces con un tiempo entre la otra parte y tú, y no haces obvio que lo estás copiando.

Se trata de activar sus neuronas espejo, no de que se dé cuenta de que le estás copiando el lenguaje corporal porque se va a creer que te gusta y será bastante raro.

Un gran ejemplo sobre esto puede ser cuando ves a una pareja y piensas: vaya dos – o – parecen uña y carne. Parece que están conectados o entrenan la noche anterior lo que tienen que hacer a la mañana siguiente.

Esa coordinación psicológica se denomina rapport y aunque hablaremos de ella más adelante y más a fondo en este mismo blog en esta misma serie enfocada a la persuasión, te voy a dejar el link a un post que me pareció bastante interesante y creo que te va a gustar a ti también ¿okey?

Pero no te vayas todavía porque ya pasamos al truco número 2.

Truco número 2: Entiende cómo es la persona que quieres convencer

Este punto está más enfocado a la serie de Ventas de Alto Calibre pero las ventas y la persuasión van de la mano y son novios, o están ahí ahí. Así que pues ts, da lo mismo.

Lo que tienes que saber de este punto es que casi que es preparar el terreno para la batalla, que así tengas tú ventaja sobre la otra parte y convencerlo de manera mucho más fácil y rápida. Sin esfuerzo ni resistencia. Cómo dice Zun Tsu en el arte de la guerra. Exacto, ese libro tan famoso que también que puedes conseguir aquí mismo.

Bueno, volviendo al tema.

Primero te tienes que hacer la pregunta de: ¿Qué personalidad tiene la persona que voy a tratar de convencer? ¿Es agresiva, dominante, pasiva, sumisa…?

Una vez tengas claro esto podrás trazar tu estrategia, y a ver, no pierdas tampoco oportunidades. Si el otro asume un papel sumiso pues significa que puedes ser más directo y dominante para convencerlo. Sin embargo si es agresivo te interesa mantenerte serio y no dañar nunca su ego.

Pasamos al número 3 porque este tema de los tipos de compradores y receptores lo trataremos desde un punto de vista más psicológico en un post que publicaré pronto. Así que suscríbete si no quieres perdértelo amigo.

Truco número 3: Muéstrale lo que conseguirá si te hace caso

Esto es un truco que dominan los mejores vendedores, políticos y empresarios del mundo. Siempre te dejan claro lo que ganarás si les haces caso y muchos también te dicen lo que perderás si no les haces ese caso.

Esto es una técnica potentísima ya que no solo fomentas que la otra persona acepte lo que le estás pidiendo, sino que recalcas lo que no ganará o perderá si quiere pasar del tema.

En los principios de economía el número 4 dice que las personas respondemos a los incentivos. Y eso es exactamente lo que tú estás haciendo al decirle a tu amigo que haga X cosa porque va a conseguir A B y C.

Y antes de pasar al truco número 4 te quiero decir una cosa obvia que muchos olvidan. Recuerda que no todos queremos lo mismo ni tenemos las mismas aspiraciones en la vida. Así que tienes que tener claro qué quiere conseguir la otra persona, para trabajar  enfocado en ese incentivo.

Hago una pausa para recordarte que mientras haces deporte, conduces o descansas puedes escuchar nuestro podcast en spotify.

Y que si te gustan los post educativos y quieres contenido único te unas a la comunidad de quiero mejorar en las Redes Sociales.

Truco número 4: Mantén un lenguaje corporal de alto valor

Como te dije en el post anterior:

Según la teoría del valor social hay 2 tipos de lenguaje no verbal: El de alto valor y el de bajo valor.

Obviamente no solo tienes que dejar de hacer los 11 gestos de bajo valor que cometes y desconoces. Sino que además deberías usar gestos de alto valor de los cuales hablaremos en el próximo post, nos adentraremos una vez más en la mente del ser humano para entender por qué y cómo conseguir que proyectes ese carisma tan característico de los alfas.

Sin embargo hoy en este truco número 4 te quiero aclarar un par de puntos.

Si quieres convencer a alguien tienes primero que proyectar seguridad, confianza y autoridad. A la gente no le gusta equivocarse o sentir que está tomando una decisión equivocada, por lo tanto todo lo que esté bajo nuestro control debe estar medido al milímetro, solo así reduciremos las posibilidades de fracaso al mínimo posible.

¿Quieres convencer? Primero tienes que estar convencido.

Se acabaron las manos en los bolsillos, el cruzarse de brazos y el no mirar a los ojos. ¿Cómo lo vas a convencer si ni lo miras?

Míralo a los ojos, mantente serio, sonríe levemente cuando la situación lo requiera, haz movimientos lentos… Hay un mundo de gestos que puedes hacer y que trataremos en el próximo post. No te lo pierdas, te espero ahí.

Truco número 5: Añade un por qué

Una vez estaba leyendo un post en internet cuando me encontré con una gráfica que mostraba un experimento que se realizó en el que 2 personas diferentes salían a la calle a pedir dinero.

Llamémoslos Armando Paredes y Aitor Tilla.

Armando Paredes salió a la calle un día en busca de dinero, y le decía a la gente si por favor podrían darle 1 euro. Así sin más, seguro que tú también te has encontrado a algún Armando Paredes en tu vida.

Al final del día, al llegar a su casa contó lo que había conseguido y todo junto sumaba 5€.

Por el otro lado, Aitor Tilla cuando salió a la calle también le pidió a la gente 1€, pero esta vez les decía que era para poder pagar un taxi porque se le había roto el coche y no iba a llegar a tiempo al trabajo. En su casa a la noche llegó a contar hasta 50€.

El señor Aitor Tilla entendió que la gente quiere saber en qué invierte su dinero, quieren saber que están ayudando y cómo. Y lo usó a su favor.

Y tú al igual que Aitor puedes usarlo para convencer de manera más rápida y efectiva a cualquier persona, tan solo debes entender: qué fin le vas a dar al favor y enfocarlo con una perspectiva que le llegue a la otra persona.

Si no me crees compruébalo hoy mismo, después de leerte este post intenta convencer a alguien y añádele un por qué, un fin claro al favor. Tus tasas de éxito aumentarán x10 te lo aseguro.

Pasamos al último truco antes de enseñarte la técnica que hará que las personas se comporten como tú quieres sin que se enteren.

Truco número 6: La prueba social

Es una necesidad básica de los seres humanos, a veces es más fácil verla y otras veces tienes que rebuscarla un poco más. Pero el 90% de los casos está ahí. Tampoco me he inventado esto, en todo caso se lo ha inventado Maslow.

Este suceso explica por qué es más fácil para una persona tomar la decisión de suscribirse a un canal con un millón de seguidores que a uno de 5 seguidores, cómo el mío.

Pues lo mismo pasa con las relaciones, negocios y al querer convencer a alguien, también.

Quizá ahora te estés preguntando como usar este principio a la hora de persuadir a alguien para que haga X cosa. Antes que nada no te preocupes ya que es fácil y para dejarlo más claro te pondré un ejemplo.

Supongamos que quieres convencer a tu amigo Miguel para ir juntos a una fiesta a la que va a ir la chica que te gusta.

A ver, lo primero es que deberías decirle a esa chica que no fuera a la fiesta sino que vaya contigo (a donde te la quieras llevar). Pero es igual, supongamos que no haces eso porque te da mucha vergüenza y prefieres persuadir a tu amigo.

¿Qué le vas a decir?

– Oye Miguel vamos a la discoteca hoy que va Marta y me acompañas a ligar con ella.

Como estás viendo este canal yo sé que no eres tonto, nunca le dirías esto a nadie, y menos a tu gran amigo Miguel ya que solo te estás centrando en tus necesidades y prioridades.

Sería mejor que le dijeras algo como:

– Oye Miguel vamos a la discoteca hoy que va media universidad, incluida la amiga de Marta que tanto te gusta ¿Se llamaba Laura verdad?

Mucho mejor ¿Ves?

Estamos usando el truco número 5, el por qué, y el número 3, enfocarnos en su beneficio. Además de la prueba social al decirle que van bastantes personas, lo cual nuestro cerebro nos traduce en: Miguel quizá deberías ir a la fiesta, va la chica que te gusta, van tus amigos, va a ir gente ¿Te vas a quedar solo en casa? Así no vas a conseguir novia nunca Miguel.

Spoiler, Miguel acabó yendo a la fiesta pero no se ligó a Laura porque no se vio los vídeos de la serie El Camino de Beta a Alfa y los nervios lo dominaron cuando menos lo esperaba.

Otro día será Miguel, seguro que mejoras si te ves la serie, ya verás que lo acabas consiguiendo.

Truco número 7: La técnica de la etiqueta

Llegamos al final del post, la técnica de la etiqueta. ¿Sabes cuál es?

Tranquilo yo tampoco me acuerdo de los nombres técnicos de nada.

La técnica de la etiqueta conseguirá que las personas con quien la uses se comporten de la manera que tú quieras y lo mejor es que ni se darán cuenta de que lo tienes todo calculado.

¿Quieres aprender a cómo usarla ahora mismo? Perfecto.

Cuando veas a una persona dile algo como:

  • Menos mal que tú siempre me escuchas y me ayudas

Y adivina qué. Esa persona a partir de ese día siempre que te vea se va a activar una parte de su cerebro que inconscientemente le recordará ese momento, por lo que actuará acorde a esa etiqueta que le has otorgado.

¿Increíble verdad? Pues funciona.

¿Quieres un ejemplo real?

Pues mira, que sepas las cosas no hace que tú seas invulnerable si no te das cuenta. Y te comento una historia real que me pasó y, que por desgracia me sigue pasando.

Tengo un amigo que se llama Pedro, una vez estábamos en calle, necesitaba dinero y me pidió 2€ para un bocadillo y que le voy a decir ¿Que no? Pues le di los 2 euros. A la semana me lo devolvió, y todo bien hasta entonces ¿Sí?

Pasa el tiempo y se repite el mismo escenario, Pedro necesita dinero y me pide 5€ para un menú de un local de comida rápida y le digo:

  • ¿5€? No te voy a dar 5€, cómete una hamburguesa de 1€ y listo.

Y me dijo:

  • Néstor tú siempre me das dinero y sabes que siempre te lo devuelvo cuando tengo.

Adivina cómo acabó la noche.

A día de hoy Pedro me debe 90€, no sé ni si quiera yo cómo hemos llegado hasta ese nivel de deuda pero oye. Que siempre me lo devuelve es verdad. Tarde, pero lo devuelve.

Así que en resumen, entiende que cuando etiquetas a una persona con algo consiente o inconscientemente esa persona actuará acorde a la etiqueta para ser coherente con la imagen que se cree que tú tienes del él.

Oye compañero hasta aquí el post de hoy.

Por cierto por cada seguidor Pedro me devuelve 1 euro así que por favor únete suscribiéndote a la comunidad en youtube, de verdad te lo pido.

Cómo CONVENCER a ALGUIEN en 47 SEGUNDOS 😲🤯

Nos vemos en el próximo post compañero. 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Néstor Rodriguez Araña.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Select your currency
Euro
S/Sol
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Personalizar cookies   
Privacidad